16. 17 días

17. ¡Qué número más feo!

Todo empezaba un 22 de Diciembre. Aunque, realmente, era dos semanas antes cuando se habría abierto la veda. Anyway, Castellón volvía a acogerme para unas navidades de altas temperaturas. Entre mazapanes y polvorones (aunque yo tiraba más a Ferreros y Lindtdor) pasaba un 24 de Diciembre, un posterior 31 y, por qué no, un 5 de Enero.

El 7 de enero. 17 días. 17 largos días después se vería el resultado de casi un mes de distancia. Madrid volvería a cobrar vida, a enamorarme, a dejarme llevar.

No obstante, hablo de un futuro incierto. Hoy aún es 28 de Diciembre y ya no quedan 17 días. Menos mal, 17, ¡qué número más feo!

3words

Leave a Reply

Your email address will not be published.