20. Los veranos de la Villa

los veranos de la villa

Es verano y en Madrid hace calor, un calor especial.No hace falta que os diga que en Madrid no hay playa. No, no la hay. De hecho, es el primer año que es verano y no piso la playa; Que es verano y no parezco un conguito; Que es verano y no he de ducharme 2 y 3 veces para quitarme el húmedo, tórrido y abrasante sol del Levante.

Pese a tratar de escabullirme de la capital el 7 de agosto, he tenido la suerte de tener que retrasar mi escapada. Desde la semana pasada ejerzo de Asistente de Comunicación en la Escuela Universitaria de Artes y Espectáculos TAI. Aún así, podré escaparme la última semana de agosto a bailar al son de Juan Magán a orillas del Mediterráneo.

No obstante, tengo compañía. Muy buena compañía añadiré. La mejor, si se me permite. Raúl acompaña las duras jornadas de turistas y contaminación que ahora mismo bañan la ciudad con la mejor de sus sonrisas (una de esas que son tan caras de ver).

Quédate en Madrid sigue, abanicándose y tachando los días del calendario. Esperando, ansioso, un 21 de agosto que todavía se antoja lejano.

Leave a Reply

Your email address will not be published.