5. Una paella Madrileña

Hoy echábamos de menos a mamá. Digo mamá por tradición, porque en mi caso es papá el que cada fin de semana dejaba el agua de la paella lista para echar el arroz al volver de tomar el vermú. Aunque siendo sincero, pocas veces tenía el placer de disfrutar del sol del mediterráneo de los domingos. Si he salido de fiesta la noche anterior, a duras penas consigo hincarle el diente a mi plato.

Aún así, hoy me he levantado inspirado (más bien que anoche no salimos de fiesta y hoy estoy como una rosa). Así que he decidido adornar nuestra mesa con una típica paella valenciana.

                             

Luego Arantxa y Úrsula me van a llevar a La Latina. Dicen que es muy común pasar el domingo allí tomando cervecitas, mojitos y bueno… podéis imaginar el resultado.

No voy a extenderme más, tengo al fuego medio kilo de arroz esperando a ser servido.

¡Bon appétit!

Leave a Reply

Your email address will not be published.