9. Intocable entre besos

El domingo palié las amargas punzadas de mi resaca en la sala de un cine. Yo solo. Sin más. Intocable fue la elegida. Me senté entre dos parejas cuyos comentarios no cesaron en las dos horas que duró el largometraje. Yo solo, con mis palomitas y mi cocacola. Sin más. Y he de decir que fue todo un placer.

A un mes de finalizar mi estancia en prácticas aún espero la visita de alguno de los míos. Poco puedo enseñar de esta ciudad que me ha dado tanto en tan poco tiempo, pero ganas no me faltan.

Cuando hablo sobre el mes que me queda para acabar mi contrato de becario me refiero a que vuelvo a Castellón. Sí, vuelvo pero sólo a pasar los meses de verano. Vuelvo a tostar al sol mi trabajado cuerpo de Licenciado. El próximo septiembre retornaré a una vida aún más caótica. Esta vez en el centro, para estar más cerca de lo que serán dos intensos años de estudio en la Diplomatura en Dirección Cinematográfica y Realización Audiovisual de la Escuela de Cine TAI.

Por el momento, son Pascuas y estoy solo en casa. Sin más.

Leave a Reply

Your email address will not be published.